Recuperaciones y Gestión de Activos

Damos apoyo a nuestros clientes en todo lo relativo a la gestión de sus activos.

recuperacion_gestion_activos_icon_hover

RECUPERACIONES Y GESTIÓN DE ACTIVOS

La recuperación y la gestión de activos, especialmente los inmobiliarios, se sitúa en los procesos directamente relacionados con la titularidad y posesión de créditos y bienes por parte de grandes tenedores de los mismos, de entre los que las entidades financieras y sus sociedades inmobiliarias vinculadas son un integrante altamente significativo.

Los procesos se identifican en dos grandes grupos: aquellos relacionados con la fase de la gestión de impagos o dificultades de pago y aquellos relacionados con la posesión de los bienes tras la eventual adjudicación o cesión en favor del acreedor.

Procesos de recobro y recuperaciones

Arnal presta los servicios de recobro encaminados a la tutela y reconducción de las dificultades de pago de los obligados a los mismos. Una de nuestras principales actuaciones está vinculada al recobro amistoso para evitar los dolorosos y, a menudo poco útiles, procesos judiciales tanto de recuperación de deudas como de ejecución de garantías. Incluimos en nuestros servicios el cumplimiento de la actualmente extensa normativa relativa a las actuaciones previas a las judiciales y de ejecución, especialmente cuando afectan a la vivienda habitual de los deudores.

Arnal tutela, organiza y digitaliza toda la documentación e información generada por el proceso de recobro, lo que permite a nuestros clientes un control probatorio evidente del proceso y la seguridad de ajustarse a los parámetros de compliance exigidos por la legislación de aplicación.

En el proceso de recuperación de la deuda, la ejecución de las garantías es esencial y, en este trámite, la obtención de la posesión es probablemente el aspecto más problemático. En Arnal intervenimos en esta fase mediante una actividad de toma de posesión amistosa para evitar la intervención judicial que siempre conlleva dilaciones temporales y posibles quebrantos en la situación física de los bienes. Además, también en este proceso de toma de posesión, los requerimientos de compliance son muy elevados y en Arnal asesoramos y ayudamos en su cumplimiento mediante la tutela y control en todas las fases del proceso. En estas gestiones amistosas, nuestros profesionales en la gestión de la documentación se encargan de la visualización del estado de la finca, de la eventual negociación, y de la firma de documentos de entrega de posesión.

En muchas ocasiones, el proceso de recuperación de deudas culmina con la dación por o en pago del bien objeto de garantía. En Arnal prestamos nuestros servicios en este proceso tanto en la fase de preparación, con el estudio de la situación registral, la titularidad, la documentación y el informe de tasación; como en la fase de la propia formalización de la dación, mediante el uso de
apoderamientos concedidos; y, finalmente, en la fase de saneamiento y gestión del activo una vez ha pasado a ser titularidad de la entidad acreedora.

En el proceso de la recuperación de deudas, el trámite más habitual es el de la adjudicación de las garantías mediante un proceso judicial; que generalmente finaliza mediante la obtención del título de propiedad del bien en favor de un tercero o, muy habitualmente, en favor de la propia entidad financiera acreedora o de una sociedad inmobiliaria perteneciente a su grupo a quien se ha cedido el remate de la adjudicación. El título de propiedad resultante es un Auto de Adjudicación emitido por el juzgado y que debe ser objeto de tramitación.

En Arnal nos ocupamos del control y tramitación de estos documentos judiciales mediante la tutela de la prioridad registral, el trato sucesivo, la autoliquidación y presentación de los impuestos correspondientes y la inscripción de estos títulos en el Registro de la Propiedad, llevando a cabo todo el control del proceso de tramitación y proporcionando al cliente toda la información que del mismo se deriva. También como corolario al proceso judicial, se genera por el juzgado el documento de cancelación de la propia carga que ha ocasionado la ejecución de la garantía, así como de aquellas otras posteriores existentes, la llamada “purga” de las cargas registrales. En Arnal nos ocupamos también de la tramitación de este tipo de documentos de la misma forma y con las mismas garantías de proceso indicadas anteriormente para los Autos de Adjudicación.

“Uno de los servicios insignia prestados por Arnal es el recobro encaminado a la tutela y reconducción de las dificultades de pago de los obligados a los mismos”.

opti_photo-1424523697868-32e0e96d7bf2

Gestión de Activos

“Arnal se ocupa de la gestión jurídica y administrativa de los activos que han pasado a ser titularidad de la entidad financiera o de alguna de sus sociedades inmobiliarias”.

Gestión de Activos

Una vez los activos han pasado a ser titularidad de la entidad financiera o de alguna de sus sociedades inmobiliarias, Arnal se ocupa de la gestión jurídica y administrativa del bien (el llamado “saneamiento” del activo). De esta forma, se analiza la situación de pago de impuestos y tasas que afectan a la titularidad del bien, controlando aquellas partidas que deben ser abonadas por nuestro cliente y aquellas que, en aplicación de la normativa tributaria, no deben ser asumidas, así como los recargos eventualmente existentes mediante, si procede, la interposición de los preceptivos expedientes de derivación administrativa de deudas.

En Arnal nos ocupamos también de la situación de pagos con la Comunidad de Propietarios, efectuando un exhaustivo examen de los acuerdos comunitarios para concluir qué cantidades son objeto de responsabilidad de pago de nuestro cliente, tanto por obligación personal como propietario como por obligación real en base a la afección que grava la finca. En este mismo contexto, prestamos nuestros servicios en casos de comunidades urbanísticas y juntas de compensación. En el proceso de saneamiento de los bienes, a menudo se debe afrontar la cancelación de alguna carga o afección, generalmente antiguas, que gravan las fincas, encargándonos de este objetivo mediante incluso la interposición de procedimientos judiciales de liberación de cargas y gravámenes si eventualmente es necesario.

Dentro de la muy amplia tipicidad de estas situaciones sujetas a normativa autonómica, merece especial atención la titularidad de fincas de protección oficial. Nuestros servicios profesionales se ocupan del cumplimiento de todos los requisitos normativos que afectan a la titularidad de una finca de estas características, recibiendo y controlando notificaciones, así como efectuándolas, controlando en todo momento los plazos y valores que las normas indican.

Transmisión de Activos

Uno de los principales objetivos de las entidades financieras y sus sociedades inmobiliarias tenedoras de bienes es la consecución de la transmisión del activo. En este proceso, nuestra actuación es muy extensa, ya que, por un lado, si se ha efectuado una correcta gestión del activo desde el momento de la titularidad, la fase de la transmisión es ya más ágil y, por el otro, el adecuado análisis y control de la documentación necesaria para la venta facilita mucho más la transacción.

De esta forma, los profesionales de Arnal examinan que se disponga de toda aquella documentación precisa para que nuestro cliente, en calidad de parte vendedora, pueda otorgar el documento de venta notarial (Certificado Eficiencia Energética, en su caso la cédula de habitabilidad, certificación de deudas de IBI y de la Comunidad de Propietarios, documentación administrativa en caso de VPO…) y preparan y agendan la firma prevista, enviando a la notaría designada toda la documentación precisa y controlando también la documentación de la parte compradora; todo ello con el objetivo de que el acto de la firma se efectúe sin incidencia alguna.

En Arnal estamos en disposición de acudir a formalizar la operación de venta mediante el necesario apoderamiento otorgado en favor, cobrando el precio e informando al cliente de la perfección de la operación. Una vez realizada la venta, también tutelamos y nos encargamos de la gestión de los impuestos que gravan la operación de venta (generalmente el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos urbanos y el pago del IBI del año en curso), comunicamos la transmisión a la Comunidad de Propietarios y velamos por el cambio catastral, además de ocuparnos de cualquier otro trámite que deba efectuarse en defensa de los intereses del cliente.

“Arnal se encarga de gestionar y examinar toda la documentación necesaria para una fructífera consecución de la transmisión de activos”.

back to top